Breve historia de la inflación en México

Publicado el: 22 de diciembre, 2017

Tu Bolsillo

El presente reporte tiene como objetivo describir el comportamiento de la inflación[1] en México, de 1970 a la fecha, enfatizando en algunos eventos de coyuntura económica que incidieron en el comportamiento de los precios de la economía nacional.

Para ello, se parte de entender a la inflación como “la tasa de crecimiento promedio, de un período a otro, de los precios de una canasta de bienes y servicios” (BANXICO); la importancia de tener una inflación controlada radica en conservar el nivel adquisitivo de los agentes económicos que demandan y ofertan bienes y servicios en una economía.

En 1970 México tenía una marcada orientación por el uso del gasto público como motor para el desarrollo. Durante el mandato del ex presidente Luis Echevarría (1970-1976), se llevaron a cabo nuevos arreglos en las relaciones económicas y sociales[2] del país, mismas que presionaron el nivel de precios al alza, por ejemplo: se dejó de lado el sistema de tipo de cambio fijo implementado desde 1950 (concluyendo el periodo con una depreciación del peso con respecto al dólar en 200%[3]), el incremento de la deuda externa fue del 433%[4], el salario real se redujo en 50%[5] y, aunque se destinó una cantidad significativa de los recursos en inversión pública ésta resulto improductiva[6] o se malgastó. Durante los primeros tres años de 1970, la inflación en México no pasó del 5%, (nivel que no regresaría hasta tres décadas después en 2002).

Los años en los que se registran las tasas inflacionarias de mayor valor son: 1974 con una tasa de 23.7%, 1977 a un nivel de 29% (lo cual representa un incremento del 480% en comparación a las tasas a inicio de la década) y 1979 con una tasa del orden del 18.1% tal y como se muestra en la gráfica 1.

Gráfica 1. Inflación anual promedio (1970 a 1979)

g1

Fuente: Elaboración propia con datos de INEGI.

El decenio de los ochentas para la economía nacional se caracteriza por la “crisis de la deuda”, aunado a un nivel de precios por barril de petróleo bajo, una significativa fuga de capitales[7], así como una pronunciada limitación del crédito externo[8], todo lo anterior se produjo en el marco de la renegociación de la deuda externa. Por tanto, la “crisis de la deuda” es representada por desequilibrios presupuestarios[9] y de cuenta corriente, suspensión de la entrada de ahorro externo, el deterioro masivo de los términos de intercambio y el colapso de la tasa de cambio[10]. Para 1980 la tasa de inflación era del 26.3%, el año siguiente aumentó un punto y medio porcentual respecto al año anterior, para 1982 la tasa de inflación había crecido en 30.9 puntos porcentuales comparado con la tasa de 1981.

Para solucionar los problemas económicos por los que atravesaba la economía nacional, el ex presidente Miguel de la Madrid (1982-1988), implementó una serie de reformas[11] para mejorar la situación por la que cruzaba el país, dichas reformas redujeron la tasa de inflación de 101.8% en 1983 a 65.4% para 1984. Lo anterior produjo la necesidad de crear un nuevo marco institucional que fortaleciera las relaciones económicas y propiciarán un panorama de mayor confianza. El cual se capitalizó en 1988 a través de un aumento en la productividad y un alza en los salarios reales. Después de superar la crisis de la deuda, México se convirtió en otro ejemplo de cómo las reformas orientadas al mercado fueron el pasaporte para superar el atraso económico, ya que para 1989 la inflación se encontraba en 20%, es decir, las reformas permitieron lograr un ajuste de 94 puntos porcentuales a la baja en la tasa de inflación. Sin embargo, los esfuerzos de la administración de la Madrid no fueron suficientes para mitigar los efectos de una moneda sobrevaluada, la expansión del crédito de BANXICO, aunado a un estímulo excesivo a la demanda agregada, ahorro escaso y el sobreendeudamiento (que se vio reflejado en 1987 y 1988, años en los cuales el nivel de precios había alcanzado de nuevo tasas de tres dígitos 131.8% y 114.1%, respectivamente). La gráfica 2 muestra el comportamiento de las variaciones promedio anuales del INPC de 1980-1989.

Gráfica 2. Inflación anual promedio (1980 a 1989)

g2

Fuente: Elaboración propia con datos de INEGI.

Durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), se observaron avances en materia económica como la reducción de la deuda externa[12],  la reforma agraria (1992)[13], la privatización de alguna de las empresas gubernamentales[14] y la firma del Tratado Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)[15]. Los cambios en la manera de hacer economía se reflejaron de manera positiva en la estabilidad de los precios, es decir, para 1993 se registraba una tasa de 9.7% y, un año después logró reducir en 2.7 puntos porcentuales el nivel de inflación comparado con el año anterior (6.9%).

Sin embargo, la economía nacional sería presa de una nueva crisis económica (de alcance internacional) bajo el mandato del ex presidente Ernesto Zedillo Ponce de León en 1994. La crisis conocida como “El efecto tequila” tuvo una repercusión significativa en la estabilidad de precios dentro de la economía nacional[16]; por ejemplo, la fuga de capitales extranjeros mermó el nivel de reservas internacionales abruptamente. Además, hay que añadir que la debilidad de la banca nacional producto de la falta de pago por sus acreedores originaron la conversión de deuda privada en pública[17]. De nuevo se disparó la inflación provocando un aumento de 28.3%, es decir, de 6.9% en 1994 a 34.9% el año siguiente. Paulatinamente, se redujo la tasa de inflación hasta llegar a un dígito (9.4%) así como a la estabilidad económica, coincidiendo con el cambio de siglo. La gráfica 3 ilustra la tendencia de la inflación para la década de los noventas.

Gráfica 3. Inflación anual promedio (1990 a 1999)

g3

Fuente: Elaboración propia con datos de INEGI.

El nuevo siglo trajo consigo estabilidad económica (en parte debido a la transición política) para la economía nacional. En el año 2000 el ex presidente Vicente Fox (2000-2006) presentó un proyecto de gobierno enfocado en una serie de reformas estructurales[18] que no fueron aceptadas, sin embargo, la nueva administración legó la estabilidad de precios (inflación de un dígito), elevada inversión extranjera directa[19], aumento en el producto turístico[20], poco dinamismo en el mercado laboral y un modesto crecimiento del PIB.

No obstante, hay que señalar que durante 2005-2007 la tasa de inflación no pasó del 4%, sin embargo, debido a la crisis subprime[21] de 2009, el alza en los precios no se hizo esperar demasiado, ahora con una nueva administración y a cargo del ejecutivo federal, el ex mandatario Felipe Calderón (2006-12) desempeñó un buen papel en lo que se refiere a mantener controlada la inflación, ya que, la mayor subida de la tasa de inflación no sobrepasó el 1.7%, es decir, en 2006 la tasa inflacionaria era del  3.6% y, para 2008, año en el cuál alcanzó su valor más alto, era del 5.2%. Concluyendo su mandato con un índice de variación de los precios del orden del 4.1%. La gráfica 4 muestra la trayectoria de la inflación para el periodo de 2000-09, se puede observar una tendencia a la baja. Comparado con otras épocas la pronunciación de la curva es más suave que en cualquier otro periodo, por tanto, se puede observar la estabilidad de precios de manera muy concreta.

Gráfica 4. Inflación anual promedio (2000 a 2009)

g4

Fuente: Elaboración propia con datos de INEGI.

Por último, considerando el último período, es decir, 2010-2017 la inflación promedio es del 3.73%; sin embargo, de 2010 a 2011 la inflación se contrajo de 4.1% a 3.4%, pero para el siguiente año, ésta aumentó en 0.7% situando a la tasa de inflación por encima al año anterior, de nuevo a un nivel del 4.1%. El proyecto de nación (Pacto por México)[22] del actual presidente, Enrique Peña Nieto, generó expectativas que sirvieron como apalancamiento macroeconómico. Lo anterior se puede observar en la reducción de 1.2% en la tasa de inflación para 2015 respecto al año anterior. La gráfica 5 sugiere cambios más acentuados en el nivel de precios que en la década anterior.

Gráfica 5. Inflación anual promedio (2010 a 2017)

g5

Fuente: Elaboración propia con datos de INEGI.

En suma, se necesita optar por estrategias más agresivas en materia de política económica para asegurar el poder adquisitivo de las familias. Además, una economía como la mexicana no puede cubrir el “costo de oportunidad” de no mantener estable la inflación y es que, de no ser así, la presión inflacionaria generará reducción de los salarios reales, pérdida del poder de compra de las familias mexicanas, mayor desempleo y una posible contracción de los agregados económicos.

Co-Autor Julio Cesar Granados Muñoz

[1] La inflación se estimó como la variación promedio anual del Índice de Precios al Consumidor (INPC) con base 2010=100 con datos del Banco de Información Económica (BIE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

[2] El levantamiento de guerrillas rurales y urbanas en contra del presidente desató la llamada “guerra sucia”. Al respecto véase “La violencia de Estado en México: antes y después de 1968” (Montemayor, 2010).

[3] Durante 16 años se mantuvo un tipo de cambio fijo de $12.50 pesos por dólar estadunidense, para 1976 el tipo de cambio estaba a $25 pesos por dólar estadunidense. Véase (Rimez, 1977).

[4] De 6,000 millones a 26,000 millones de dólares. Véase “La política económica en México, 1970-1976 “(Tello, 2003).

[5] Véase “La economía mexicana en perspectiva” (Calva, 2004).

[6] Véase “Las inconsistencias de la política regional en México, 1970-1982: el caso de la asignación de la inversión pública federal” (Palacios, 1988).

[7] Misma que empeoró el equilibrio de la balanza de pagos

[8] Producto de la disminución de reservas internacionales de BANXICO.

[9] El saldo neto presupuestal promedio para el último lustro de la década de 1980, fue deficitario, con un valor de -$14,142.92 expresado en millones de pesos corrientes. Mientras que el gasto del sector público registro un aumento de 682% de 1985 respecto a 1981. Estimación propia con datos de la SHCP. Dirección General Adjunta de Estadística de la Hacienda Pública. Unidad de Planeación Económica de la Hacienda Pública

[10] Véase “Some Hypotheses Related to the Mexican 1994-1995 Crisis”. (Gil-Díaz y Carstens, 1996).

[11] Para hacer frente a la inflación se desreguló la inversión extranjera, transporte, propiedad intelectual y el sector financiero. Se puso en marcha la privatización de corporaciones con lo cual se financió la deuda gubernamental. Se reformó la tenencia de la tierra, se autorizó la inversión extranjera en proyectos de infraestructura, se ajustaron los mecanismos de transición para la integración comercial con EE. UU. y Canadá y se condujo una reforma fiscal expansiva.

[12] En 1982 la deuda representaba el 63% del Producto Interno Bruto (PIB) a 22% para 1994. Véase “El sexenio de Carlos Salinas” (Krauze, 1999).

[13] Los ejidos se convirtieron en pequeñas propiedades, restando de esa manera el control del Estado sobre los campesinos. Véase http://revistas.bancomext.gob.mx/rce/magazines/276/7/RCE7.pdf

[14] La mayoría de las empresas del sector público eran improductivas lo cual representaban un “lastre” económico para el país. La privatización logró obtener recursos para impulsar programas sociales y reducir el nivel de la deuda externa.

[15] Entrando en vigor el 01/01/1994 coincidiendo con el levantamiento del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

[16] En un contexto de alta inestabilidad política y social. La matanza en de indígenas en Acteal y la tragedia de Aguas blancas, Chiapas.

[17] Véase “Del Fobaproa al IPAB: Testimonios, análisis y propuestas” (Rosales, 2000).

[18] Véase “La administración pública de Vicente Fox: del modelo estratégico de innovación gubernamental a la agenda de buen gobierno” (Sánchez, 2009).

[19] En promedio, según datos de INEGI, el nivel de IED fue de $23,257.8 millones de dólares estadunidenses durante su administración.

[20] Con un valor promedio de $ 1,107,901.2 millones de pesos corriente durante su gestión.

[21] Véase “La crisis financiera en Estados Unidos y sus consecuencias internacionales” (Dabat, 2009).

[22] Véase “México 2013: acuerdos, reformas y descontento” (del Monte, 2014).

Autor: Jocelyne Rabelo Ramirez

Perspectivas para 2018 del tipo de cambio en México

Publicado el: 22 de diciembre, 2017

Pulso Económico

En el año 2018 tres factores van a ser determinantes en la paridad del tipo de cambio peso mexicano (MXN) y dólar estadounidense (USD).

El primer factor es referente a la

Evolución salarial en Baja California

Publicado el: 22 de diciembre, 2017

Autor: Rogelio Varela Llamas

Tu Bolsillo

La crisis financiera internacional de 2008 marcó un punto de quiebre para la economía internacional, obligando a la mayoría de los países a tomar fuertes medidas para poder contrarrestar los

Breve historia de la inflación en México

Publicado el: 22 de diciembre, 2017

Autor: Jocelyne Rabelo Ramirez

Tu Bolsillo

El presente reporte tiene como objetivo describir el comportamiento de la inflación[1] en México, de 1970 a la fecha, enfatizando en algunos eventos de coyuntura económica que incidieron en el

Perspectiva de la tasa de interés en México

Publicado el: 22 de diciembre, 2017

Autor: René Allet Acuña Garcés

Pulso Económico

La reconfiguración de la realidad económica a nivel internacional, en el último trimestre del año, mostró signos de recuperación y de expansión; tanto para las economías avanzadas, como para las